- Recurso de Parentalidad y liderazgo -

CUIDAR EL OBJETIVO
DE LOS MENSAJES

Centrarnos en los puntos clave
que queremos transmitir
El mensaje debe ser claro, breve y conciso. Como adultos en ocasiones nos extendemos con información, adjetivos y comentarios que confunden o distraen, algunos de estos son repetitivos o amenazantes, lo que hace que el mensaje no sea correctamente compartido, haciendo que la comunicación se rompa, e incluso que el vínculo se fracture

Parece difícil, ¿verdad? Sin embargo, seguimos esforzándonos por establecer una comunicación asertiva y compasiva en la familia.

Cuando queramos hacer un pedido, reconocimiento, felicitación o sugerencia, conviene que primero reflexionemos en el mensaje que queremos transmitir y que éste sea lo más amoroso, respetuoso, claro, sencillo y conciso posible.

PRÁCTICA RECOMENDADA PARA LA SEMANA:  

Para fortalecer el vínculo y la atención de nuestras hijas y transmitir mensajes claros, concisos y breves les compartimos algunas ideas y los invitamos a practicarlas:

ANTE SITUACIONES

  1. Parar para Identificar y reflexionar sobre la situación
  2. Descripción objetiva de la situación
  3. Compartir las emociones que eso me genera
  4. Sintetizar y recoger lo esencial y maravilloso de nuestra hija (hijo)
  5. Decir lo que espero de ella (el) como solución a la situación
  6. Ofrecer nuestra escucha para dialogar puede ser sobre los beneficios que nos traerá en la armonía familiar.
  7. Ofrecer nuestro apoyo en caso de ser necesario.

PARA DAR FELICITACIONES

  1. Situación “Mi hija tendió su cama hoy”
  2.  Tendiste hoy tu cama!!!
  3. Me hace muy feliz que colabores en la casa
  4. La responsabilidad y la ayuda son grandes virtudes
  5. Gracias por participar en el orden y cuidado de la casa
  6. Así tendremos más tiempo para jugar juntas (juntos)

COMPARTIR SUGERENCIAS

  1. Hecho: “La cama sigue destendida hoy”
  2. «Te falta tender la cama»
  3. «No me gusta ver la cama desarreglada
  4. Me encanta cuando participas del orden de la casa»
  5. «Espero que la cama esté tendida antes de que inicies clases. De modo que puedas disfrutar del orden de tu cuarto para las clases.»
  6. «Escuchar. De pronto está hambrienta y lo quiere hacer después del desayuno»
  7. «Te puedo ayudar ahora. Mas tarde entro a una reunión»… etc

“La comunicación efectiva comienza con la escucha”

– Robert Gately –

– Te invitamos a dejarnos un comentario, comparte tus experiencias o reflexiones con respecto al post. –

Equipo de parentalidad: María Paula Baquero
Área de liderazgo: Evert Silva, Wilson Lavacude

– Compártelo en tus redes sociales. –

Deja un comentario